Análisis de Productos Apícolas

La apicultura es una actividad dedicada a la crianza de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios con el objeto de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar. La apicultura es considerada una ciencia.
El polen son pequeñas partículas que forman parte del aparato reproductor masculino de las plantas con flor. Su tamaño microscópico y esférico hace que se dispersen por el aire con facilidad, para así lograr la fertilización de las flores. Los insectos también transportan el polen al ir de flor en flor.
El propóleo es una sustancia resinosa, gomosa, dura y quebradiza. Se ablanda y se vuelve pegajosa recién cuando recibe más de 15 Cº. Y cuando recibe más de 60 o 70 Cº se vuelve líquida. Es de olor dulce.
La jalea real es una sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de abejas obreras jóvenes, de entre 5 y 15 días, que mezclada con secreciones estomacales sirve de alimento a todas las larvas durante los primeros tres días de vida.
La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas. Las abejas lo recogen, transforman y combinan con la enzima invertasa que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura.
La cera se obtiene dentro de los panales de cera que las abejas construyen en el interior de sus colmenas.

El Grupo Analiza Calidad está capacitado para la realización de análisis de los distintos productos apícolas: miel, polen, propóleo, jalea real y cera.
-Análisis microbiológicos: las determinaciones de parámetros indicadores incluyen el análisis de aerobios mesófilos, enterobacterias, mohos y levaduras, coliformes totales, coliformes fecales, estafilococo ADNasa +, estreptococos y microorganismos esporulados, psicotróficos…
También se realizan ensayos para la determinación de microorganismos patógenos como Clostridium perfringens, Clostridium botulinum, Salmonella, Staphylococcus aureus, Enterobacterias, E. coli y Shigella.

– Los Análisis Bromatológicos determinan la composición mayoritaria de los productos apícolas: humedad, grasa, proteína, proteína digestible, aminoácidos, cenizas, hidratos de carbono, fibra bruta , fibra ácido detergente, lignina, almidón, composición de azúcares (fructosa, sacarosa, maltosa, glucosa, …), Actividad de Agua (Aw), elementos minerales.

– Control de calidad del producto: Realizamos análisis relacionados con la calidad del producto, tanto en miel (color, acidez libre, lactónica y total, prolina, HMF, humedad, pH, conductividad, relación fructosa/glucosa, actividad diastásica) como en polen (aw, pH, humedad, indicadores de frescura: relación prolina/glutámico, aminoácidos libres,…). Igualmente realizamos ensayos de vida útil para polen fresco que incluyen análisis sensoriales, microbiológicos y físico-químicos.

– Análisis palinológico de miel y polen: en el grupo ANALIZA CALIDAD contamos con expertos en melitopalinología que realizan análisis botánicos de la(s) especie(s) predominantes(s) y completos.
– Análisis de residuos y contaminantes: realizamos la determinación de residuos de antibióticos (cloranfenicol, sulfonamidas ,..) y de plaguicidas (en miel, cera, polen,…) así como la determinación de micotoxinas (aflatoxinas, ocratoxina A, …)ID-100209771

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s