Ácidos Grasos Esenciales

Los ácidos grasos son las unidades estructurales básicas de los lípidos. Lípido es el término general que se refiere a la grasa de la dieta. El organismo puede sintetizar mucho ácidos grasos. Sin embargo, aquellos que no pueden ser sintetizados en cantidades adecuadas deben ser obtenidos de la dieta, y se denominan ácidos grasos esenciales (AGEs/EFAs).

Los ácidos grasos pueden ser saturados, monosaturados o poliinsaturados. Los dos ácidos grasos esenciales se denominan ácido linolénico (ácido graso Omega-3) y ácido linoleico (ácido graso Omega-6). Muchos científicos y especialistas en nutrición recalcan que la dieta occidental es rica en ácido graso Omega-6, mientras que el consumo es bajo en ácido graso Omega-3. Incluyendo en la dieta alimentos ricos en Omega-3 y reduciendo el consumo de carnes rojas, aceites hidrogenados y otras grasas saturadas podemos protegernos de muchas de las enfermedades degenerativas de hoy día.

Los ácidos grasos esenciales se encuentran en abundancia en aceites de pescado y aceites de semillas no adulteradas como la colza, el girasol y el aceite de cártamo. El aceite de linaza es un aceite excepcional que contiene ambos tipos de grasas esenciales en cantidades apreciables. El lino también conocido como linaza, es la fuente natural más rica en ácido graso Omega-3. El pescado graso de aguas saladas frías como el arenque, el merlango, el bacalao, la caballa, sardinas y anchoas son también ricos en Omega-3 poliinsaturados y son la fuente para los suplementos de aceite de pescado.

Se ha descrito que los ácidos grasos esenciales tienen muchos efectos beneficiosos en el organismo e influyen en la producción hormonal y en la salud inmunitaria y cardiovascular. Deficiencias en varios de estos ácidos grasos se han asociado con desequilibrios hormonales enfermedades degenerativas. Los ácidos grasos mantienen la estructura y la función de la membrana celular y las membranas subcelulares. El transporte, degradación y eliminación del colesteril del organismo está regulado por EFAs. Además las prostaglandinas, sustancias parecidas a las hormonas del organismo, son influidas por ácidos grasos Omega-3 y Omega-6 a través de una serie de reacciones de la musculatura lisa, reducir la presión arterial y regular las secreciones gástricas además de ejercer cierta influencia sobre otras hormonas. Los ácidos grasos esenciales son importantes también para el crecimiento normal, especialmente de los casos debido a si capacidad lubricante. Entre los ácidos grasos más importantes se incluirían los siguientes: Ácido Linoleico, Ácido Alfa Linolénico, Ácido Gamma Linolénico (AGL/GLA), Ácido Eicosapentaenoico (APE/EPA), y Ácido Docosahexaenoico (ADH/DHA).

Ácidos grasos omega 3

ácidos-grasos-omega-3

Los ácidos grasos libres y su forma de almacenamiento, los triglicéridos (TG), son los lípidos que emplea el organismo como fuente energética. Además de ser usados como reserva energética, los lípidos cumplen funciones hormonales, de regulación fisiológica y metabólica.

Químicamente los ácidos grasos (AG) son hidrocarbonos con un grupo carboxilo al final de la cadena, y pueden clasificarse teniendo en cuenta:

  1. a) La presencia o no de dobles enlaces en la cadena hidrocarbonada. Así, los ácidos grasos pueden ser saturados cuando no tienen dobles enlaces o insaturados cuando tienen uno (monoinsaturados) o más ( poliinsaturados) dobles enlaces.
  2. b) El número de átomos de carbono en la cadena hidrocarbonada. Entonces los ácidos grasos pueden ser: . de cadena corta: menos de 4 carbonos. . de cadena media: 4-12 carbonos. . de cadena larga: más de 12 carbonos.
  3. c) La posición de los dobles enlaces en relación con el carbono carboxílico.
  4. d) La posición del primer doble enlace en relación con el carbono metílico, el cual se denomina carbono omega(w). El ácido linoleico es de la familia o serie omega6(w6), mientras que el ácido linolénico de la familia o serie omega3(w3).
CH3-(CH2)4-CH=CH-CH2-CH=CH-(CH2)7-COOH   ácido linoleico
               6
CH3-CH2-CH=CH-CH2-CH=CH-CH2-CH=CH-(CH2)7-COOH   ácido linolénico
               3

Así el ácido linolénico es un ácido graso poliinsaturado(PUFA) de cadena larga, perteneciente a la familia omega3.

Los ácidos grasos provienen de varias fuentes:

– AG exógenos de la dieta.

– Síntesis a partir del acetil-CoA, el cual proviene del metabolismo de la glucosa o de los aminoácidos.

– Transformación de otros AG endógenos.

Los ácidos linoleico (w6) y linolénico (w3), se consideran ácidos grasos esenciales(AGE), por cuanto no pueden ser sintetizados en el organismo y deben ser suministrados en la dieta.

La esencialidad de los ácidos grasos w6 y w3 se explica por la incapacidad de los tejidos animales para introducir dobles enlaces en posiciones anteriores al carbono 9 contando a partir del carbono w terminal. Los tejidos humanos, especialmente los microsomas hepáticos y cerebrales, son capaces de elongaciones y desaturaciones posteriores.

Ambas familias de AG junto al ácido oleico comparten y compiten por el mismo sistema enzimático, elongasas y desaturasas.

Por la acción de las fosfolipasas sobre los lípidos de membrana se liberan ácido araquidónico (AA) a partir del w6 y ácido eicosapentanoico (EPA) a partir del w3. A su vez, por acción de la ciclooxigenasa sobre el AA o lipoxigenasa sobre el EPA se forman eicosanoides.

w6———– AA eicosanoides de la serie w6
w3——— EPA eicosanoides de la serie w3

 

Los eicosanoides: prostaglandinas(PG), prostaciclinas, tromboxanos(TX) y leucotrienos son compuestos biológicos con diferentes funciones fisiológicas. Las prostaglandinas y prostaciclinas cumplen funciones muy importantes en la regulación de la presión arterial, de la función renal, de la función inmunitaria y de la contracción del útero. Los tromboxanos son responsables de la agregación plaquetaria, en tanto los leucotrienos son importantes en el proceso inflamatorio y en la respuesta alérgica.

Los eicosanoides de la serie 3 (EPA) son menos inmunosupresores que los provenientes de la serie 6 (AA).

El ácido linolénico es precursor del (EPA), necesario para la síntesis de la PG E3, de acción inmunoestimuladora; de allí que en los últimos años la familia w3 ha adquirido especial interés por sus características de inmunomodulación.

El equilibrio entre AA y EPA en las membranas biológicas se regula en base al suministro dietario. Se observó que el efecto beneficioso del empleo del w3 ha sido más efectiva en dietas con bajo aporte de grasa(5%) que en dietas con aporte más elevado(20%). Por otro lado, la relación w6/w3 en los fosfolípidos modula el equilibrio entre los eicosanoides de ambas series. En un estudio experimental se observó que la relación w3/w6 de 1/ 2 tuvo el mejor efecto sobre la inmunidad, aunque aún falten más estudios clínicos para definir la relación óptima, las sugerencias de organizaciones internacionales como la OMS, promueven el consumo de w6 y w3 en una relación que oscile entre 5 a 1 y 10 a 1 respectivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s