Ciclo de vida – Cálculo de la huella de carbono

La importancia que en la actualidad está cobrando la problemática ambiental asociada al calentamiento global, las normas que lo regulan, las metodologías exigentes y más extendidas, así como las herramientas, tanto genéricas como sectoriales, que están a nuestra disposición hace que el análisis del ciclo de vida y la huella de carbono este tomando gran importancia entre las empresas no sólo de ámbito alimentario sino que también en diversos sectores industriales.

Ciclo de vida: El análisis de Ciclo de Vida (ACV) es una herramienta metodológica que sirve para medir el impacto ambiental de un producto, proceso o sistema a lo largo de todo su ciclo de vida (desde que se obtienen las materias primas hasta su fin de vida). Se basa en la recopilación y análisis de las entradas y salidas del sistema para obtener unos resultados que muestren sus impactos ambientales potenciales, con el objetivo de poder determinar estrategias para la reducción de los mismos.

La principal característica de esta herramienta es su enfoque holístico, es decir, que se basa en la idea de que todas las propiedades de un sistema no pueden ser determinadas o explicadas solo de manera individual por las partes que lo componen. Es necesaria la integración total de todos los aspectos que participan; de ahí el concepto de tener en cuenta todo el ciclo de vida del sistema.

El objetivo de un estudio de ACV es generar la menor contaminación posible reduciendo el consumo de recursos y generando menos emisiones, vertidos y residuos, además de reducir la toxicidad de unos y otros.

Las fases principales del procedimiento para el ACV son cuatro:

  1. Definición del objeto y alcance del estudio.
  2. Preparación del modelo de ACV incluyendo las entradas y salidas. Esta etapa, en la que se recogen datos, se refiere habitualmente al Inventario de Ciclo de Vida (ICV).
  3. La etapa en la que se definen la relevancia de las entradas y salidas se suele conocer como Valoración de Impacto del Ciclo de Vida (VICV).
  4. Finalmente, interpretación de los resultados.

acv-verde

Huella de carbono: El concepto de Huella de Carbono (HC) surge del concepto de Huella Ecológica, la HC mide la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto.

En realidad el concepto de HC va más allá de la medición única del CO2 emitido, ya que se tiene en cuenta todos los GEI que contribuyen al calentamiento global, para después convertir los resultados individuales de cada gas a equivalentes de CO” y factores contaminantes de la industria.

Realmente la HC es una versión simplificada de un Análisis de Ciclo de Vida.huella-de-carbono-h

Beneficios de la industria: El ciclo de vida-huella de carbono identifica las fuentes de emisiones de GEI de un producto. Esto por lo tanto permite definir mejores objetivos, políticas de reducción de emisiones más efectivas e iniciativas de ahorros de costo mejor dirigidas, todo ello consecuencia de un mejor conocimiento de los puntos críticos para la reducción de emisiones, que pueden o no pueden ser de responsabilidad directa de la organización.

Técnicos de Analiza Calidad realizan los cálculos de Ciclo de Vida por Producto y de Huella de Carbono por Empresa. Se pueden solicitar subvenciones europeas una vez se hayan llevado a cabo los cálculos y, dependiendo de los márgenes de los resultados la cantidad será diferente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s