Materiales en contacto con alimentos

Los materiales y objetos en contacto con alimentos son todos aquellos que estén:

  • destinados a entrar en contacto con alimentos,
  • ya en contacto con alimentos y estén destinados a tal efecto,
  • de los que quepa esperar razonablemente que entrarán en contacto con alimentos o que transferirán sus componentes a los alimentos en condiciones normales o previsibles de empleo.


Estos productos se encuentran ampliamente distribuidos en el mercado. Cuando nos referimos a estos materiales hablamos de: adhesivos, cerámica, corcho, caucho, vidrio, resinas de intercambio iónico, metales y aleaciones, papel y cartón, plásticos, tintas de imprenta, celulosa regenerada, siliconas, productos textiles, barnices y revestimientos, ceras, madera y materiales y objetos activos e inteligentes.

simbolo alimentario
Los materiales aptos para entrar en contacto con alimentos deben presentar este u otros símbolos (una cuchara sopera, una botella de vino, una máquina de café), o bien, los términos “para contacto con los alimentos”.

Los materiales en contacto con alimentos están regulados en toda la Unión Europea por el Reglamento (CE) 1935/2004, de 27 de octubre de 2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos y por el que se derogan las Directivas 80/590/CEE y 89/109/CEE, de manera que se garantiza que todos los materiales que se ponen en el territorio comunitario cumplen los mismos requisitos de calidad.

Todos los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos deben fabricarse de conformidad con las Buenas Prácticas de Fabricación, recogidas en el Reglamento (CE) 2023/2006, de 22 de diciembre de 2006, de la Comisión, sobre buenas prácticas de fabricación de materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos, para que, en las condiciones normales o previsibles de empleo, no transfieran sus componentes a los alimentos en cantidades que puedan:

  • representar un peligro para la salud humana,
  • provocar una modificación inaceptable de la composición de los alimentos, o
  • provocar una alteración de las características organolépticas de éstos.

Entre los requisitos para que sea posible su comercialización, se encuentra la obligación de incluir la leyenda “para contacto con alimentos”, aunque esta indicación puede ser sustituida por un símbolo (que figura en la parte superior). Este requisito no será obligatorio para los objetos que, por sus características, estén claramente destinados a entrar en contacto con alimentos.

Asimismo, cuando existan normas específicas que los regulen, deben ir acompañados de una declaración por escrito que certifique su conformidad con las normas que les sean aplicables.

Aparte de la existencia de estos dos reglamentos, algunos materiales disponen de legislación armonizada específica que, tomando como base el Reglamento 1935/2004, define los requisitos especiales de los mismos. Sin embargo, para aquellos materiales para los que no existe legislación comunitaria específica sigue resultando aplicable la legislación nacional, en su caso. Los materiales regulados por disposiciones específicas son:

  • Plásticos (incluyendo plásticos reciclados y materiales de cocina importados de China y Hong Kong)
  • Materiales activos e inteligentes
  • Poliméricos (legislación nacional)
  • Cerámica
  • N- nitrosaminas
  • Celulosa regenerada
  • Derivados epoxídicos

17465_envases

Fuente: AECOSAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s